-“Aquí se esta de lujo”… -“De luxe, Seco”… -“Hoy me doy el lujo”…
Hoy, queridos amigos y amigas vamos a pensar un poco en… Qué es el lujo?

Describir el concepto de lujo es complicado, ya que puede llegar a ser interpretado de manera muy subjetiva, por lo tanto intentaré enumerar diversas aproximaciones al concepto para poder formar una visión global.

El lujo se remite a la exclusividad y a la escasez, es decir un bien u objeto escaso al que un número reducido de personas pueden acceder puede ser considerado de lujo.

El lujo se remite también al valor, pero no solo al valor intrínseco del objeto sino al valor de mercado, ya que solo la gente con más poder adquisitivo podrá acceder a este tipo de bienes. Podría darse que un objeto que por materiales y utilidad no tuviera un valor intrínseco muy alto, pero llegar a alcanzar precios de mercado estratosféricos.

Si solo quedaran tres bolígrafos Bic Cristal en el mundo y costaran 6000 euros por unidad, ahora mismo, sería un bien de lujo.

El lujo diferencia. El lujo bebe de la exclusividad, “Exclusividad” proviene de la palabra excluir, el lujo es excluyente, elimina de su círculo a los que no pueden acceder, agrupa comunidades de gran poder adquisitivo, también llamadas élites o jet set, para que sus componentes se relacionen endogámicamente, estableciendo una dura resistencia a la incorporación de nuevos miembros.

El lujo deriva en la ostentación, y la ostentación se alimenta de la envidia, raramente los bienes de lujo se disfrutan en privado en un uso estrictamente personal, casi todos los bienes de lujo son para darle un uso en sociedad (ropa, joyas, coches, yates, villas, caballos, obras de arte) son cosas que autoafirman en su misma naturaleza. Genera una especie de carrera por la exclusividad, el la que la adquisición de un nuevo bien nos eleva un peldaño por encima del resto de competidores, situándonos en una nuevo círculo más elevado que el anterior, en el círculo de los que poseen “tal” y “tal” cosa. Cabe decir que esta competencia por la exclusividad no solo se da en las clases sociales más altas, se da en otros niveles sociales inferiores. Que incluso llegarán a sacrificar necesidades más básicas para ostentar. La diferenciación, el distanciamiento y regocijarse de ellos es un comportamiento inherente al ser humano de hoy.

El lujo se remite a los valores, a la subjetividad de cada individuo, no solo a sus condicionantes externos ( un dueño de un Ferrari no considerará un lujo el comprarse un BMW, mientras que el dueño de un Renault sí). Los valores que atribuimos a las cosas también las hacen lujosas. Para un trabajador tirarse una mañana en la cama sin hacer nada, puede ser un lujo. Para otro puede ser un lujo pasar una mañana soleada en la playa de su pueblo, para otro puede ser un lujo cambiarle las llantas al coche y para otro puede ser un lujo el subvencionar la construcción de una nueva ala en facultad de ingeniería o un hospital.

Con todas estas aproximaciones podemos llegar a comprender todo lo que cabe dentro de la palabra lujo… que no es poco.

Próximamente analizaremos la palabras “sopa” y “panocha”. Gracias.

http://ivanexposito.com/files/gimgs/20_luxe2.jpg